marketing gastronómico erika silva

La primera impresión que tu carta online tenga en el cliente, te ayudará a atraerlos y a aumentar sus gastos.

Tradicionalmente, cuando se piensa en el diseño del menú, se piensa en menús plastificados y de colores llamativos. Sin embargo, hoy en día esto está cambiando.

Y más aún con la llegada de las nuevas tecnologías, ya que los restaurantes están añadiendo sus cartas online a la web y ofreciéndolas en las mesas con este formato.

A medida que más clientes analizan las cartas online, las normas tradicionales de diseño ya no funcionan.

Los restaurantes se enfrentan al reto de hacer que sus menús sean fáciles de usar y estén enfocados a la venta.

Internet ha cambiado el juego y estas son las nuevas reglas.

La usabilidad es lo primero.

El menú online es distinto a un menú impreso. Es fácil subir una imagen de baja resolución de tu carta desde un teléfono móvil y ahorrar tiempo, pero esto no aumentará su utilidad ni transmitirá la imagen que tu restaurante debe tener.

Tu menú debe animar a los clientes a quedarse en lugar de irse.

Cuando un cliente está sentado a la mesa en tu restaurante, es poco probable que se levante y se vaya, a menos que ocurra algo horrible. Sin embargo, cuando están en tu sitio web, no se necesita mucho para hacerle salir e ir a otro sitio.

Un menú que es fácil de leer o navegar, mantendrá a tu potencial cliente buscando información.

Los millenials, en particular, son bastante impacientes y también son conocedores de la web. Una animación en flash que no se puede cargar en su teléfono o una imagen de baja resolución con el texto ilegible podría ser todo lo que necesitan para no ir a tu negocio.

Acepta el cambio.

Uno de los beneficios de una carta online es que (con algunas habilidades básicas) es relativamente fácil de cambiar. A diferencia de los menús de papel que necesitan ser re-diseñados e impresos, los menús digitales te permiten añadir un nuevo plato con solo unos pocos clics.

Además, puedes sacar el máximo provecho al realizar cambios en el menú de manera rápida y fácil.
Por ejemplo, puedes resaltar los platos que crees que van a venderse bien en un día en particular, como ofrecer tu famosa ensalada verde en el día de San Patricio para luego cambiarlo y destacar platos especiales en Pascua en cuestión de minutos.

Visualización.

La foto de un plato en una carta puede aumentar las ventas de ese elemento en un 30% o más.

En tu carta online puedes incorporar fácilmente fotos de lo que quieres destacar a tus clientes y cambiarlo tantas veces como quieras sin mayor costo.

La mayoría de los formatos online permiten crear diferentes secciones y páginas, dando espacio a una imagen de cada plato o una mirada más amplia de una foto y un texto más detallado.

En Internet, también estás compitiendo con imágenes de clientes de Yelp y otros sitios de comentarios que tus clientes buscan para saber qué se encontrarán si te visitan.

No dejes que tus clientes confíen en fotos amateur de comidas a medio comer para ver tu oferta. Toma el control proporcionando alta resolución y, si es posible, imágenes profesionales de tus platos.

Mejora el proceso de pedidos.

En un restaurante los clientes pueden estar distraídos o sentirse presionados cuando no saben qué elegir y el camarero espera para tomar nota.

Cuando ven la carta en tu web dedican más tiempo y pueden pensar detenidamente. Permitir a tus clientes que vean tu menú antes de tiempo puede ayudarles a sentirse menos incómodos y disfrutar más de su experiencia en tu restaurante.

Los pedidos online tienden a ser más grandes y más caros que los realizados en los restaurantes. Además, los clientes son más propensos a añadir más productos al hacer el pedido online en comparación a lo que pedirían por teléfono.

Cuando los clientes llaman, por lo general piden justo lo que planeaban. Sin embargo, cuando un cliente puede leer un menú en tu web bien diseñado, es más propenso a modificar su selección para incluir más platos y complementos que pueden ver y agregar fácilmente a su pedido.

Utiliza la prueba social.

La prueba social es un fenómeno según el cual la gente adoptará las acciones u opiniones de un grupo de personas de su confianza.

Puedes aprovechar esto para subir las ventas de tu negocio mediante la publicación de comentarios y fotos de clientes felices directamente en tu web.

Los clientes potenciales serán más propensos a probar si ven a otras personas disfrutar de su comida y del restaurante.

Los menús seguirán cambiando junto con los cambios en la sociedad y la tecnología.

Tal vez la tecnología se utilizará para cambiar los elementos del menú al instante según las preferencias individuales o problemas de salud del cliente.

Puede que las imágenes o detalles se abran en función de donde se fijen los ojos del cliente.

Por ahora, aplicar estos consejos a la hora de crear tu carta online te ayudará a atraer a los clientes y fidelizarlos para que repitan y te recomienden.

¿Prefieres que te guíe un profesional de la gestión y el marketing gastronómico?

Entonces, los cursos de la Escuela de Marketing Gastronómico, están pensados para ti.

¿Hablamos?

Un saludo

El Equipo de la Escuela de Hostelería Online Marketing Gastronómico

 

Fuente: http://restaurant-hospitality.com/marketing/new-psychology-menu-design

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *