Lamentablemente muchos clientes tienen que pasar muy desagradables momentos por la mala higiene en restaurantes. ¿Qué factores hay que tener en cuenta para que esto no suceda?

Está claro que tener un restaurante o cualquier negocio del sector de la hostelería conlleva manejar muchas cosas a la vez y es difícil. Para algunas tendremos más mano que para otras, y en ocasiones nos encontraremos con dificultades. Cierto.

Pero la higiene de nuestro negocio, no es una de ellas. Todos tenemos la misma capacidad, medios y necesidad de mantener un restaurante como mínimo, impecable, ya no sólo por la experiencia (buena) que le queremos dar al cliente, sino ya por su propia salud.

Cómo dejar escapar clientes por la mala higiene en restaurantes. Empezamos en la cocina.

Aquí higiene es igual a salud y no podemos olvidar que en nuestras cocinas preparamos comida para personas, y que si no llevamos una higiene perfecta, estamos jugando con la salud de todas ellas.

Si son seguidores de los programas de televisión en los que pasan revista a los “restaurantes en apuros”, habréis podido comprobar que son muy pocas, las que están cuanto menos presentables: suciedad por todos lados, aceite que se usa una y otra vez, productos mal conservados que se estropean y contaminan al resto… y un largo etcétera que provoca que no queramos volver a comer fuera de casa por miedo a morir en el intento.

Cómo dejar escapar clientes por la mala higiene en restaurantes

Yo soy de las que piensan que si como propietario o chef no comerías algo de lo que servís en tu restaurante, es un delito que seas capaz de ponerlo en una mesa para que otra persona lo haga.

Las razones de estas cocinas del infierno, pueden ser varias:

  • Dejadez del personal
  • Falta de supervisión (vamos un jefe que no supervisa, no sirve)
  • Falta de formación en salud e higiene de los alimentos

Para los que están en este tercer supuesto, os dejamos a continuación ayuda para que podáis resolver esta situación ahora mismo.

¿Conocéis el carnet de manipulador de alimentos y sistema APPCC?

Prácticamente todas las personas que trabajan en un restaurante, son manipuladores de alimentos. Podemos decir que los manipuladores de alimentos son todas aquellas personas que, tienen contacto directo con los alimentos durante su preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro y servicio.

El Manipulador de alimentos necesita conocer el proceso de preparación y conservación de alimentos y respetar las exigencias culinarias, sanitarias y nutritivas que permiten que el alimento llegue al consumidor en las mejores condiciones de calidad.

Podéis ver en este manual de manipulador de alimentos, todos los factores a tener en cuenta para tener una higiene y salud alimentaria dentro del restaurante en todo momento.

Además contamos con el APPCC, que es un sistema de gestión de seguridad alimentaria que se debe estar definido como premisa para la implantación de un sistema de gestión de calidad, como requisito legal obligatorio aplicable a todo establecimiento alimentario necesario para la obtención de la certificación

¿Cuáles son los siete principios del Sistema de APPCC?

Aquí podéis ver un completo manual de cómo implementar el sistema de APPCC en restaurantes.

Cómo dejar escapar clientes por la mala higiene en restaurantes. Seguimos con el baño.

Cuesta muy poco comprobar durante el día el estado del mismo, y por supuesto limpiarlo por completo una vez haya acabado el turno o antes que comience el servicio.

Disponerte a utilizar uno que esté sucio, es desagradable para cualquiera, estemos donde estemos, pero ¿creéis que un cliente confiará en nosotros y en la calidad de lo que le ofrecemos si descuidamos algo tan importante como el baño?

Conozco a bastante gente que antes de decidir si se sienta a comer en un restaurante, comprueba el estado en el que se encuentra el baño. Desde hace un tiempo, yo misma soy una de ellas.

Todo por evitar la horrible sensación de encontrarme con un aseo en pésimas condiciones que me lleven a pensar: si así está el baño, ¿cómo estará la cocina?

No descuidemos este punto, nada cuesta estar pendiente que no falte papel y que el aseo está en buen estado.

Cómo dejar escapar clientes por la mala higiene en restaurantes. Y termino con el personal.

Cómo dejar escapar clientes por la mala higiene en restaurantes

Todos somos muy conscientes de que el personal de un negocio de hostelería trabaja muchas horas, de aquí para allá y que muchas veces las condiciones climatológicas no acompañan. Pero todos somos conscientes también de que si el camarero que te atiende no nos da la sensación de estar aseado, no resulta muy agradable y da mala imagen.

El personal de hostelería tiene que cumplir unos mínimos, como por ejemplo:

  • Higiene personal impecable
  • Uniforme limpio
  • Hombres con barba recortada, cuidada
  • Mujeres con poco o nada de maquillaje
  • Sin perfumes
  • Sin relojes y joyas (es lo recomendable)
  • No pueden consumir alimentos durante el servicio
  • No pueden fumar durante el servicio

Es tan simple como pensar que nuestros clientes, son nuestros amigos e invitados a nuestra casa ¿Recibiríais a estas personas en tu casa, con el aseo sucio, tu cocina con una mala higiene de los alimentos y tú con una imagen descuidada? No verdad.

Entonces remedia ahora mismo todos los puntos débiles, para que no se escapen más clientes por la mala higiene en tu restaurante.

Un saludo

Diana