marketing gastronómico Erika Silva

Entender la importancia de la comunicación, te ayudará a fortalecer el trabajo interno y dará herramientas a tus empleados para saber relacionarse con tus clientes.

Los que trabajamos en el sector gastronómico sabemos cuándo en un restaurante hay buena comunicación, ya que durante su servicio no hay ruido, todo fluye de manera natural y silenciosa. Esto se debe a que todos los empleados saben cuál es su tarea y cómo deben realizarla. Para que esto suceda, existe un gran trabajo de formación entre los gerentes y empleados para transmitir las características del trabajo y lo que se espera de ellos.

Para mejorar la comunicación en tu restaurante existen dos estrategias fundamentales que debes utilizar: una relacionada con la estructura de tu negocio en sí y otra, relacionada con las personas que trabajan en él.

Establece y comunica responsabilidades y tareas

Todos los empleados de tu restaurante deben saber cuáles son las responsabilidades del cargo que ocupan. En la mayoría de los procesos de selección, solo se busca personal que pueda incorporarse de inmediato, suponiendo que la persona sabrá lo que debe hacer, ya que tiene experiencia.

No importa si vamos a contratar a un camarero, un cocinero o un lavaplatos, los nuevos empleados deben saber perfectamente sus tareas antes, durante y después del servicio. Y esa tarea nos corresponde a nosotros, formándoles durante el proceso de inducción.

Esto es algo que la mayoría de restaurantes no hace, y si es tu caso, es necesario que tengas una conversación con cada área de tu restaurante para que estén todos perfectamente informados de lo que se espera de ellos.

Formación sobre procedimientos y políticas

Muchas veces suponemos que la experiencia de nuestros empleados es suficiente para saber cómo atender a un cliente o cómo hacer una sugerencia. Y puede que sea así; sin embargo, cuando empiecen a trabajar en tu restaurante la manera en la que atenderán al cliente debe de ser de acuerdo a tus políticas y procedimientos.

Los procedimientos son nuestros aliados, ya que incluyen el paso a paso de cada una de las tareas asignadas a cada empleado, ayudándonos así a tener un orden. Sin embargo, como gerentes o dueños de restaurantes, no podemos suponer que con solo comunicar de manera clara lo que hay que hacer, esto se hará perfectamente. Es necesario un proceso de formación para que  practique los procedimientos y se familiarice con la manera en que se realizan las tareas en tu restaurante.

Reuniones semanales y diarias

Una vez establecido el procedimiento de trabajo y después de haberse formado, es necesario compartir con los empleados cuál es el trabajo del día. Aunque normalmente todos los días habrá las mismas tareas, puede que un día en concreto se haya reservado un espacio para un grupo de ejecutivos que debemos atender más rápido porque disponen de menos tiempo. Si esto se comparte antes, evitarás que haya problemas en el servicio.

Las reuniones de personal, no solo sirven para hablar  las novedades del día, sino también sirven para felicitar por el buen trabajo o motivar al grupo antes de empezar el servicio.

Una vez que han quedado claros los procedimientos y el funcionamiento del restaurante, es necesario complementarlo con estrategias relacionadas con la comunicación con el personal.

Da feedback

Tu reacción ante el trabajo del personal les permite saber cómo están realizando sus tareas. Un feedback constante sumado a la práctica, hará que tu personal sepa que te preocupas por ellos y también de manera individual.

Ten una actitud abierta al diálogo

En muchos casos es difícil acercarse a los gerentes o dueños para tener una conversación sobre un incidente que ha ocurrido. A veces por miedo, los empleados se quedan callados y dejan pasar una situación que puede ser incómoda o puede perjudicarles. Por ello, es necesario que mantengas una actitud abierta al diálogo, ya sea manteniendo la puerta abierta de la oficina o preguntando sobre temas no relacionados con el trabajo. Esto hará que tus empleados se sientan más cómodos con acercarse y hablarte sobre cualquier cosa importante.

Crea tu propio lenguaje con tus empleados

Desarrollar un lenguaje propio con palabras o señales, puede fortalecer la comunicación interna dentro y fuera del servicio. Por ejemplo, puedes hacer un gesto determinado para pedir al camarero que limpie una mesa. Con otro gesto parecido, pueden también  los camareros avisarse el uno al otro cuando una mesa está pidiendo la cuenta.

Herramientas para fomentar la comunicación

Existe otro tipo de herramientas para dar información a tus empleados; utilizar carteles recordando la política de “prohibir el uso de teléfonos móviles durante el servicio” o el envío de correos electrónicos con boletines de información interna, pueden ser muy útiles.

En la era de las comunicaciones por redes sociales y apps, muchos establecimientos ya están creando y apostando por la comunicación institucional por estos medios.

Y si quieres conocer otras estrategias relacionadas con la gestión de tu equipo y de tu restaurante, te recomiendo que revises los cursos que ofrece la Escuela de Marketing Gastronómico, y selecciones el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Cualquier duda, ¡ya sabes dónde encontrarnos!

Un saludo

El equipo de la Escuela de Hostelería Marketing Gastronómico

0 COMENTARIOS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.