marketing gastronómico Erika Silva

Sabemos que uno de los dolores de cabeza más grandes que tienes como dueño de restaurante es tener el mejor personal de hostelería.

Muchas veces cuando damos clases en nuestra Escuela de Hostelería Online de Marketing Gastronómico  nuestros alumnos nos comentan que ya no saben qué más hacer para tener un personal cualificado, que le interese su trabajo y que atienda bien.

¿Te sucede lo mismo?

Entonces puedes seguir leyendo, porque esta herramienta te ayudará a solucionarlo.

Todo problema tiene una raíz ¿verdad?

En el caso del personal de hostelería, una de las razones por las cuales, no consigues el personal que más te gustaría tener es porque, en algunas ocasiones, pasas por alto algo básico y fundamental.

¡Saber qué tipo de personal buscar!

En demasiadas ocasiones, cuando contratas personal para tu local, puedes dar por hecho que éstos tienen claras sus funciones como camarero, jefe de sala, cocinero, cajero o personal de limpieza.

Aquí, estamos cometiendo un error que puede desembocar en baja efectividad, mal ambiente, desorganización y descontento general.

¿Cómo puedes empezar a formar un equipo sólido?

Desde el momento en el que lanzas una oferta de trabajo puedes establecer protocolos que ayuden a que el personal esté orientado y enfocado, y a que tenga claras las responsabilidades que su puesto conlleva.

  1. En primer lugar, debes analizar las labores que supone el normal funcionamiento de tu local, desde las diarias hasta las que sólo se llevan a cabo una vez al mes o al año. Esto te va a ayudar a monitorizar la realidad del restaurante, así como a darles visibilidad a estas tareas y a no duplicar responsabilidades. Por ejemplo, puede suceder que dos personas hayan asumido el mismo menester y en cambio se hayan desentendido de otro. Algunos ejemplos de quehaceres son: hacer los pedidos, revisar el stock diariamente, tirar la basura, limpiar el local a la apertura y al cierre, hacer los cuadros de horarios del personal, preparar la mise en place para las horas de servicio, ocuparse de las gestiones con la administración….
  1. Para hacer este análisis, puedes contar con la ayuda de los jefes de equipo que consideres clave en tu local: gerente, jefe de sala, jefe de cocina, personal administrativo… Puedes establecer una dinámica de grupo donde cada uno vaya apuntando todas las actividades de su departamento en post-its y éstos se vayan colocando en un gran mural que contendrá toda la operativa del negocio dividida por departamentos.
  1. Una vez tengas todas las tareas en trocitos de papel, pudes  moverlas a voluntad por las áreas: Gerencia, Sala, Cocina, Almacén, limpieza, Administración, Recursos Humanos… esta dinámica se hará en grupo, de manera que no haya una sola voz que dé órdenes y otras que obedezcan, sino que el propio equipo deberá ser capaz de organizarse por si mismo con responsabilidad y creatividad. Ante la duda, el gerente o el director del restaurante será quien tenga la última palabra.
  1. Una vez tengas clara esta primera fase, cada jefe de equipo podrá reunirse a su vez con sus trabajadores para explicarles más detalladamente lo que se espera de ellos desde que llegan hasta que abandonan el local, así como sus derechos, ya que ¡no todo son obligaciones! Es el momento de exponer todas las dudas, y observar si hace falta más formación en determinadas áreas; por ejemplo, camareros que no sepan hacer un buen café, cocineros que no tengan claro como hacer el inventario o falta de comunicación entre determinados equipos. Puedes entonces asumir estas lagunas como retos y establecer un calendario para irlas subsanando. Conseguirás así identificar y minimizar nuestras carencias.
  1. En este punto estarás listo para poder definir de una manera sencilla y clara las funciones de cada uno de los puestos de trabajo, y los requerimientos necesarios para llevarlas a cabo. Esta descripción servirá tanto a la hora de seleccionar personal como para darles formación al incorporarse al equipo. No olvides incluir las posibilidades de promoción de cada puesto, animando así a tus trabajadores a crecer dentro de la propia organización.
  1. La comunicación es fundamental y en ocasiones falta cuando el trabajo diario se te echa encima. Invertir una hora a la semana en trabajo de equipo se verá recompensada con creces por un personal motivado que se siente parte importante de nuestro negocio. Uno de los mejores restaurante del mundo, el Celler de Can Roca, cierra todos los martes a mediodía, perdiendo una facturación de 15.000 €, para dedicarle tiempo a su equipo de unas 60 personas. Hacen sesiones de grupo con terapeutas, formación continua, trabajan en otros proyectos, dinámicas de creatividad, actividades por equipos… etc. La actitud lo es todo en este tipo de negocios, y el personal motivado podrá seguir aprendiendo siempre cosas nuevas.

Ejemplo de descripción de un puesto de trabajo (Fuente: Think Food Group by José Andrés):

Posición: Bartender

Jornada: Completa

Salario: Según valía

  • Qué esperamos de ti:
  1. Ser capaz de superar las expectativas de los clientes, proporcionando una experiencia auténtica, agradable, entusiasta y profesional, en combinación con un servicio impecable y un fuerte sentido de la hospitalidad.
  1. Mantener y supervisar todos los aspectos de la barra, incluyendo un sistema de caja registradora, saber preparar convenientemente las consumiciones de los clientes en barra así como dar apoyo a los compañeros de los equipos de sala y de cocina.
  1. Poder preparar y ejecutar con precisión nuestro original menú de cócteles caseros.
  1. Pasión por el aprendizaje y descubrimiento continuo, abrazando un enfoque activo e innovador para ampliar tus conocimientos sobre alimentos y bebidas.
  1. Aquí podrías incluir labores más específicas como
  • Recibir pedidos adecuadamente
  • Controlar el stock de bebidas y poder indicar las necesidades al gerente
  • Saber preparar cafés
  • Coordinarse con el equipo de cocina para preparar los desayunos
  • Hablar inglés
  • Qué puedes esperar de nosotros. Aquí la empresa podrá explicar porqué es una gran oportunidad unirse a su equipo.
  1. Salarios competitivos.
  2. Ventajas (descuentos en empresas del grupo, cobertura médica privada… )
  3. Horarios Flexibles.
  4. Atmósfera dinámica e innovadora.
  5. Formación continua.
  6. Oportunidades de crecimiento profesional.

Además, se podrías incluir una líneas sobre los valores y principios que rigen tu empresa. De este modo, conseguirás equipos más alineados con la filosofía de tu negocio.

Te deseamos mucho éxito en la búsqueda de personal de hostelería y que estos consejos te sean útiles.

¿Necesitas ayuda?

¿Te pierdes en ese largo camino hacia un restaurante bien gestionado?

La Escuela de Marketing Gastronómico te puede ayudar.  

Nuestros cursos cubren todas las áreas en las que tu restaurante debe relucir 7/24/365.

Te esperamos.

Un abrazo

Erika Silva

Directora de la Escuela de Hostelería Online de Marketing Gastronómico

 

3 COMENTARIOS

Comments

  1. AvatarRosamaria peche says

    Buenas noches , muy interesante la información de dar una inyección a Mi restaurante y tener experiencias con su gran apoyo..

    Rosa María

    Atte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.